COMPRAR EN LAS FERIAS AMERICANAS, UNA ALTERNATIVA ANTE LOS AUMENTOS DE PRECIOS

Las ventas en este tipo de comercios subieron un 30 por ciento este año y los comerciantes y especialistas del rubro estiman que seguirán impulsadas por el contexto económico.
Los comerciantes de productos de segunda mano aseguran que, a nivel nacional, las ventas aumentaron un 30 por ciento en el último semestre. Empresarios de este rubro que venden ropa usada, pero en buen estado, confirman la tendencia. “A partir de los meses de marzo y abril ha comenzado a funcionar mejor este negocio, empezó a proliferar”, aseguran.
A raíz de la coyuntura económica y las medidas de ajuste, estos comercios surgen como una nueva opción para paliar los aumentos de precios. Muchas mujeres acuden a los mismos para conseguir ropa de marca, a precios accesibles, y también por su calidad, abarcando a una gran variedad de público.
Estas ferias también son una opción para quienes buscan renovar sus guardarropas, es decir, llevan su ropa, sus zapatos, sus accesorios, entre otros productos, pero no los venden, sino que se los asignan a los comerciantes en consignación.
Los precios son, en muchos casos, un ciento por ciento más baratos que en los locales originales. Por ejemplo, el valor de los pantalones de jean no supera los 500 pesos, al igual que en el caso de los buzos y sweaters; y por otro lado, hasta hay productos que arrancan en $149.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *